jueves, 10 de octubre de 2013

No lo entiendo...

Acabar así, colgados. Nunca imaginamos que acabaríamos así, atrapados a 5 metros de altura enredados en la rama vieja de un pino que no ha reparado en lo que tiene a sus pies pues su peocupación anda más arriba peleando por la luz con el resto de sus compañeros del bosque. Nunca imaginamos que tras aguantar el peso de nuestro destino terminaríamos suspendidos en el aire. Nunca imaginamos que aguantar el olor y el calor de esos pies terminaríamos suspendidos en el tiempo, en el recuerdo en medio de un espacio natural.
No entiendo que hacemos aquí, merecimos un más digno final.

Cuando caminas por el bosque, puedes encontrar un sinfin de cosas y objetos olvidados y abandonados conscientemente, pero lo que no me esperaba encontrar en medio de la nada es este par de zapatillas deportivas colgadas de la rama de un pino. No se si se dejaron como señal o simplemente se abandonaron debido a que llegaron al final de sus días, de cualquier manera no deberían encontrarse ahí, pero por desgracia allí siguen pues no hubo manera de conseguir que se descolgasen. Allí permanecerán como curiosidad suspendida en el aire y meida por el viento para todo aquel que pase bajo las ramas de aquel pino.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Verano Estelar

Este año, este verano, he disfrutado de las noches pues muchas de ellas han sido en la compañía de las estrellas. Pero no estaba solo en la compañía de las estrellas muchas noches de verano estaba bien acompañado, acompañado de buenas personas, grandes parejas y una estupenda familia. Todas ellas han confiado en mi para que los fotografíe bajo las estrellas, todos ellos han confiado en mi pericia para obtener imágenes de ensueño que solamente en sus imaginaciones pudieron concebir.
La sensación que te queda cuando haces realidad sus imágenes y cuando te agradecen por la espectacularidad de la visión, me ha hecho sentir maravillosamente. Muchas de esas imágenes están colgadas en las paredes de sus casas o lo estarán próximamente, para recordarles seguramente que la vida es como un bonito sueño en muchas ocasiones...
Gracias a todos ellos por confiar en mi persona, gracias a vosotros he aprendido muchas cosas este verano que pondré en práctica en futuros momentos fotográficos. Gracias especiales a Mariló que  me animó a realizar estas sesiones y que se ha convertido en mi más importante valedora de cara al público, muchísimas gracias a Emilio por prestarme un equipo sin el que no hubiese sido posible este verano bajo las estrellas, bueno, miento porque sí hubiese sido posible, pero no hubiese sido igualmente satisfactorio. Muchas gracias a todos y todas por hacer de este un verano especial e inolvidable: risas, resbalones, descubrimientos, silencio, marejadas, olas, rocas, charlas...
Espero que el final del verano no signifique el final de la aventura sino el punto y seguido a esta serie de momentos.
Os recomiendo que os paséis por mi pagina web, en la que existe una sección dedicada a estas sesiones con las imágenes que los clientes han seleccionado para colgar en sus casas, espero os guste:


http://germanrubiaphoto.wix.com/home#!retratos-en-el-mundo/c1d3w

jueves, 22 de agosto de 2013

Una nueva modelo llega al panorama almeriense...


Siéntete como una modelo por un día, una mañana, una tarde o incluso una noche, consigue una imagen para recordar y que te haga soñar.
Sonia, decidió pasar un rato diferente y divertido y convertirse en una "Top Model" por unas horas en una sesión fotográfica celebrada en un precioso rincón de la costa almeriense con la luz del amanecer. Hubo que madrugar, pero al ver los resultados, Sonia ha quedado encantada con las sensaciones y sobretodo con los resultados obtenidos. Esta imagen que presento, es una composición que ha sido elegida para convertir en un cuadro para colgar en su casa. En ellas la luz es protagonista, la naturalidad de la modela engrandece un paisaje ya espectacular. Trabajar con ella ha sido muy divertido y entretenido, muy colaboradora a pesar de su falta de experiencia como modelo, pero bajo mi punto de vista, tiene futuro ¿Repetimos? jeje Junto a ella un buen compañero y amigo, Simón su pareja, que contemplaba unos metros atrás el desarrollo de la sesión y colaborando en algún caso ayudando al fotógrafo.
Ha sido un placer compartir esos momentos con vosotros, y agradezco vuestra confianza. Espero os disfrutarais la sesión como yo.

Sonia volvió a casa con una lección, si estás en medio de una sesión te resbalas y te caes al suelo, no te levantes, que el fotógrafo aprovechará la ocasión para buscar la parte positiva de esa caída.



Un poco del making off...


 

 

martes, 30 de julio de 2013

Satisfacción ante todo...


Siempre es agradable que te reconozcan un trabajo bien hecho, pero una de las formas en que un fotógrafo tiene para sentirse más orgulloso de su trabajo es ver su obra colgada de la pared de alguna casa o centro de exposición. Y hace un tiempo os comenté que realicé una sesión fotográfica nocturna con una pareja la mar de simpática y con la que pasé unos ratos muy agradables, pues los resultados saltan a la vista... Marilo, ha regalado una de las imágenes de GermánRubiaPhotography a su madre y ya está colgada de una de las paredes del salón de la casa. Ver que tu obra y tu nombre se encuentran en casas de desconocidos por mérito de tu trabajo te hace sentir la mar de bien.
Es un bonito recuerdo de aquella estupenda noche en aquel pequeño rinconcito de costa almeriense. Gracias Marilo y David por hacerlo posible, gracias Emilio por tu ayuda. Gracias también a Carlos de Paz por hacer que mi obra luzca todavía mejor de lo que podría imaginar.
Espero que esta familia disfrute de esta obra y que traiga a la mente momentos y recuerdos tan hermosos como las estrellas que contemplamos en el cielo y en la foto.
Un fuerte abrazo.



martes, 16 de julio de 2013

Hurry up we´re dreaming...


Así podríamos describir la felicidad y la alegría, como un sueño que se hace realidad, y como un sueño que se hace realidad hay que disfrutarlo al máximo en todo momento porque en cualquier momento te puedes despertar... Deprisa, estamos soñando, disfruta de este sueño...
Porque un día te de levantas y miras al espejo viendo la imagen de una persona que no llegas a reconocer porque representa a aquella persona que antes de soñar eras, una sombra de lo que eras antes del sueño. Te armas de valor y le preguntas: ¿quién eres tú? ¿porqué me has llamado aquí? y miras a tu alrededor y aquello que antes era de color se vuelve a oscurecer. Y tuerces el gesto y te acuerdas del gesto, del gesto que te introdujo en el sueño y del gesto que te pudo sacar del mismo. Un gesto para caer en el sueño otro para despertar sin entender la salida del sueño.
La cuestión es... te sacan del sueño o se despierta uno mismo, porque hay veces que el sueño no es profundo y a la mínima te despiertas, un susto, una distracción externa te hacen despertar, pero te das media vuelta y vuelves a soñar... pero quizás el sueño no depende de ti ya. El ruido de tu cabeza te impide soñar el ruido del gesto, de la imagen, del recuerdo...
Por eso, empieza a soñar y disponte a disfrutar sin importar cuan lejana esté la montaña a visitar si importar las piedras que te puedas encontrar. Pero hay quien incluso en sueños ven las distancias tan lejos que no se pueden alcanzar, una distancia que no les permite conciliar el sueño plácidamente y que por más que lo intenten no pueden disfrutar más que pocos momentos, una pesadilla se vuelve entonces.
En el sueño personas diferentes duermen de forma diferente, personas distintas soñando un mismo sueño, construyen un camino asumible para recorrerlo. Personas que ven una roca y la rodean personas que ven la misma roca y la convierten en una montaña insalvable. Personas que ven el bosque de la distancia y lo transitan con la esperanza de que cada paso dado lo acerca al final del bosque, personas que se adentran en el bosque de la distancia con el ansia de llegar pronto al otro lado tropezando y haciéndose daño con cualquier pequeña rama. Porque un golpe con la misma rama hace menos daño si te golpeas despacio mientras que si te golpeas corriendo el daño será mayor.
Deprisa, estamos soñando... disfruta del que tienes antes de despertarte, porque en cualquier momento te puedes despertar, porque en cualquier momento puedes volver a la realidad...y la realidad ya la conocemos, vacía y fría; por eso empezamos a soñar.
Me voy a dar la vuelta que quiero seguir soñando...


viernes, 12 de julio de 2013

Una tormenta me estropeó un plan, otra tormenta me alegró la noche...


La noche del martes 9 de Julio tenía apalabrada y concertada un asunto fotográfico en la zona de los escullos y durante toda la tarde la zona oriental de la Península Ibérica se encontraba bajo la influencia de aire frío en capas altas de la atmósfera, con lo que las tormentas campaban a sus anchas por todo el levante español, Almería no era una excepción. Pero conozco estas condiciones y se que las nubes de las tormentas una vez descargada la energía se deshacen casi tan deprisa como se formaron.
Esa era mi esperanza esa noche, porque así podría realizar el encargo como me lo habían pedido. Necesitaba un cielo estrellado para hacer unas fotos pero las nubes que aunque delgadas y rotas parecían carecer de entidad, sí suponían un impedimento para contemplar el cielo nocturno con todo su gloria y tras realizar algunas tomas, decidí aplazar la sesión para el día siguiente con la esperanza que el cielo fuese más benévolo. Y así fue como una tormenta me estropeó un plan...
Lo curioso de todo es que una vez se marcharon las personas que me acompañaban, la tormenta y los rayos desaparecieron sin dejar rastro (maldita suerte la mía, ahora que puedo disfrutar de los rayos estos se acaban, menuda suerte en este comienzo de noche). Así las cosas decidí ir a la zona arrecifal de Cabo de Gata (Arrecife de las Sirenas) para hacer unas nocturnas con la esperanza que las nubes no llegasen allí y pudiese divertirme un rato cazando estrellas. Y así fue tras un tiempo de espera en el coche viendo posibilidades mientras las nubes pasaban.
Comienza la diversión estelar y las fotografías empiezan a caer, buenos resultados en el sensor de la cámara bajo un cielo estrellado con alguna que otra nube despistada en el cielo, restos de la tarde pensaba yo, pero me equivocaba, eran las nubes que llegaban de una nueva tormenta que se acababa de formar en las inmediaciones de la Sierra Alhamilla, bastante cerca de mi posición. Pero eso todavía no lo sabía, tan solo veía como las nubes ganaban terreno a las estrellas...
Así las cosas y dadas las horas en las que me encontraba, decidí retirarme hasta otro día, pero cual fue mi sorpresa cuando llegué al poblado de Las Salinas de Cabo de Gata que la tormenta se veía perfectamente relampagueando lo suficientemente cerca y con la frecuencia perfecta para cazar rayos. Así que me detuve en la Iglesia y me puse a cazar. Y así fue como una segunda tormenta me dio lo que me quitó la primera, la posibilidad de divertirme como no muchas veces.
Menos mal que me encontraba en soledad en ese momento porque a cada rayo cazado, le seguía un balie de la felicidad y gritos de júbilo, jajaja. Una danza de la lluvia quizás para pedir que la tormenta durase un poco más. Menudos momentos de felicidad, de no pensar en nada más, de desear que la tormenta se acercase más y más...
De esta manera pude obtener una imagen soñada desde hace tiempo, que no podía imaginar podría capturar. EN ocasiones la foto es espontaneidad y fruto de la casualidad de estar en el momento y en el lugar indicados, como muchas cosas en la vida.
Mientras cazaba rayos pensé en cambiar de localización para obtener imágenes más cercanas de los rayos y creo más espectaculares, pero no me dio tiempo a llegar al nuevo lugar pues como suele pasar, lo bueno se suele acabar tan pronto como llega. Para otra vez quedará esa nueva idea mental fotográfica.
Estoy tremendamente contento con la imagen obtenida, llena de color y fuerza a pesar de ser tomada en plena noche. Pero es que la naturaleza en ocasiones nos regala momentos únicos e inolvidables que si se tiene la oportunidad, hay que aprovechar...



martes, 2 de julio de 2013

jueves, 27 de junio de 2013

Llegó la Superluna, y yo todavía sigo ciego...


Noche cerrada del 22 al 23 a nivel del mar se recordará porque el Almería goleó y superó al Girona en el Playoff por el ascenso a la primera división del fútbol español, Desde aquí mi enhorabuena al equipo y a la ciudad porque se lo merecen. Ahora espero que no tenga que volver a perderme un ascenso del equipo (no quiero que vuelva a descender, jeje)
Pero esa noche no estaba a nivel del mar, me encontraba a unos 2000 metros sobre el nivel del mar, en el Observatorio Astronómico de Calar Alto (orgullo de Almería, Andalucía y España) sentenciado muerte por la retirada de los fondos de nuestros socios alemanes, una verdadera lástima, pero no viene al caso ahora.
El caso es que allí me encontraba yo junto a 16 personas más realizando una actividad de senderismo nocturno para Cruz Roja Almería en una noche magnífica para realizar actividades al aire libre. Una velada estupenda en buena compañía en la que por mi parte, no podían faltar las fotografías. Quería aprovechar la coyuntura de la actividad para realizar fotos del cielo nocturno desde las buenas alturas esta montaña y a ser posible acompañarlas con las blancas cúpulas del observatorio.
Todo estaba resultando bien hasta que me di cuenta de una cosa que podría condicionar mis fotografías nocturnas. La Luna, la SuperLuna, más "grande" y más brillante que de costumbre. Un detalle con el que no había contado. Bueno, había contado con la Luna, con su brillo y su compañía, la imagen que ilustra la entrada es un encuadre que tenía pensado con ella, pero lo que no esperaba es el brillo extra de la SuperLuna esa noche.
Así las cosas me dedique a buscar encuadres y a imaginarlos en la más absoluta oscuridad para poder contemplar en el cielo todas las estrellas que mi imaginación es capaz de pintar, Vía Láctea incluida. Los voluntarios con los que habia subido hasta allí arriba decidieron bajar en busca de los coches, punto de inicio de la ruta. Pero yo me quedé en la más absoluta soledad a afotar y aprovechar el momento (Síiiiiiiiiiii) jeje. Luego me tocó correr para que no se cansaran demasiado de esperar, pero mereció la pena, creo que siempre que se pueda ser capaz de plasmar una idea en inagen, merece la pena. En algunos casos no era posible plasmar la idea, pero en otros casos como la que presento sí fue posible, aunque si bien es cierto, sin las prisas de ir en busca de la gente que me esperaba hubiese podido dar alguna vuelta más para mejorar los encuadres. pero como idea y proyecto de posible y futura imagen me gusta. De toda la sesión hay una que me gusta especialmente y que mostraré más adelante en la Web en el apartado de fotografía nocturna (el sonido de la noche)


jueves, 20 de junio de 2013

Noches de mirar al cielo...


Llega el verano y las galerías fotográficas se inundan de fotografías galácticas y estelares. Es el tiempo de salir a la calle, al campo, de alejarse de las luces y sombras que en las ciudades nos ciegan para admirar el cielo. Buenas temperaturas y posiblemente una buena compañía harían que la noche fuese más agradable.
Es el tiempo perfecto para fotografiar el cielo, para cargar con las linternas y poner al rojo vivo los sensores de las cámaras. Es el tiempo de luchar con los mosquitos y el sueño allí en el lugar y de pelear duro contra el ruido en casa delante del ordenador. Pero cuando obtienes resultados, todas las batallas se olvidan y quedan como anécdotas del fotógrafo.
Las salidas en grupo son ideales para pasar un rato agradable y divertido, pero siento decir, que para obtener los resultados que uno quiere, debe hacer lo que uno quiere hacer y por desgracia, para eso lo normal es que se deba estar a solas en la oscuridad, acompañado quizás por el sonido de los grillos y la caricia del viento.
Pensar en una imagen y darle forma en el momento adecuado es una satisfacción extra que te proporciona la fotografía nocturna, ya que las imágenes resultantes parecen sacadas de un sueño y te alejan de las pesadillas diarias a las que nos enfrentamos diariamente.
Esta imagen es la imagen es una idea plasmada, aunque no es la mejor que hice desde aquel punto, porque otra hay que me llena de orgullo y satisfacción (como diría alguno) y que si puedo algún día veré colgada de una pared a tamaño que de miedo mirar de grande que será, jeje...
Para verla deberás visitar mi web: Fotos nuevas donde también podrás ver otras imágenes de otras salidas...


miércoles, 12 de junio de 2013

La vida sigue igual...


Y esta noche no pude sino recordar lo bien que me lo pasé con la otra máquina y esta noche no estaba para demasiados menesteres fotográficos, esta noche andaba de un poco depre porque volvía a la vida fotográfica normal. La vida sigue igual...
Contento por volver a utilizar mi adorada cámara de fotos, pero triste porque ambos conocemos las limitaciones del otro, pero contento por volver a hacer equipo. Se que mi Sony no tiene el mejor objetivo para estos menesteres, nunca lo ha tenido pues nunca se lo he podido obsequiar, pero hace lo que le pido sin rechistar demasiado y trabaja a destajo para ofrecerme lo mejor de lo mejor incluso en las peores condiciones posibles para ella.
Mi sony ante la oscuridad más absoluta se asusta y tirita, volviéndose ruidosa como una niña pequeña asustada por la oscuridad más absoluta, pero cuando le das tiempo para que se adapte a la ausencia de luz, es capaz de captar hasta la más mínima traza de luz de su alrededor y la convierte en luz y color para el regocijo de su dueño. Se que otras captan más en menos tiempo, pero te admiro igual o más por hacerlo bien incluso cuando no estás en tu mejor condición.
La imagen de hoy, es una, quizás la única que salvo de la sesión de ayer noche, el lugar tampoco me es demasiado inspirador y no se pudo llegar a una hora más propicia para hacer lo que hubiese querido hacer, pero el resultado final me ha gustado y me ha dado una idea para volver e intentar lo mismo pero con más tiempo de exposición, ya que de ese modo el efecto visual se potenciará. No a todo el mundo le gusta este tipo de imágenes con trazos estelares, pero personalmente me llaman mucho la atención y al fin y al cabo esta formación rocosa creo que va bien para una imagen así. La galaxia no sale definida, pero ¿qué es una galaxia sino un masa poco definida de polvo, gas y estrellas? Me gusta la indefinición del cielo contra la definición terrestre (lo etéreo contra lo áspero y duro)
Al final mi pequeña Sony me ha vuelto a dar una alegría estelar. Puede que para estrellas quietas no seas la mejor, pero para sacar estrellas móviles eres siempre mi mejor opción. ¡Es hora de jugar con la movilidad estelar!


martes, 11 de junio de 2013

Veladas galácticas y... ¡¡Muchísimas Gracias!!


El pasado fin de semana ha sido uno de esos que podríamos llamar especiales. Especial por la actividad realizada, especial por el sujeto de la actividad, especial por las personas que intervienen en la actividad.
Por si no lo sabéis todavía, me encanta la noche, y no estoy hablando de la noche en la ciudad de bares y fiesta (que también) me refiero a la noche oscura silenciosa y estrellada. Y en el silencio y oscuridad de la noche hay una región del cielo que me apasiona y sobrecoge por encima de las demás. En alguna ocasión he comentado que me encanta la región de Orión, una preciosa constelación que tiene como escuderos a sus fieles perros, brillantes cada uno de ellos como el mismo cazador. Pero por encima de esa región, me fascina la región de Sagitario, allí donde se observa el centro galáctico allí donde se observa el centro de nuestra casa en el Universo.
Este fin de semana pude disfrutar de esta región del cielo nocturno en compañía de una pareja con la que tenía apalabrada una sesión de fotos nocturnas y estelares desde hace meses. Desde hace meses les estoy diciendo que tengan paciencia y esperen a que lo mejor del cielo llegue y se vea y este fin de semana llegó el momento.
El jueves por la noche subimos al Puerto de Velefique, en la Sierra de los Filabres, en busca de la oscuridad más absoluta y en busca de la claridad de sus cielos, allí arriba sientes que puedes alcanzar as estrellas y es la sensación que se llevó la pareja. Buenas fotografías tomamos allí haciendo frente al viento y al frío. Posaron y aguantaron quietos en las largas exposiciones que se requieren para obtener la imagen deseada, para al final, quedar totalmente satisfechos con los resultados obtenidos.
El viernes por la noche, realizamos la segunda parte de la sesión nocturna programada, esta vez a nivel del mar, en el Espacio Natural de  Cabo de Gata. Esa noche hacía algo de viento de manera que decidí dirigirnos a la zona de los Escullos, donde estaríamos protegidos y con pocas luces que nos impidieran ver la Vía Láctea como era debido. Efectivamente no me equivoqué, el lugar escogido fue perfecto, pues estábamos protegidos del viento y pudimos realizar las fotos sin más problemas que el de saber que posición tomar sobre las rocas o que postura sería la más cómoda y natural. Una vez más, se portaron de una manera increíble y paciente para obtener una imágenes para el recuerdo de una increíble galaxia en el cielo. Pero ya se sabe, en el mar no siempre las condiciones son las mejores y a pesar de la claridad y limpieza la humedad de los primeros metros de la atmósfera hace que las imágenes no sean igual de limpias que en la montaña.
Las decisiones fueron las correctas en ambos días en cuanto a las localizaciones elegidas de eso no me cabe la menor duda e incluso el viernes cuando llegamos al lugar nos encontramos la sorpresa de una tormenta muy activa en rayos alejándose por el mar, si hubiésemos llegado media hora antes, ya hubiese sido la... jejeje, la imagen de mi vida quizás. Ese mismo viernes unos compañeros habían cambiado de localización en una quedada y se marcharon al Desierto de Tabernas para eludir la acción del viento, y al principio dudé si unirme a ellos en ese cambio, pero los resultado de las imágenes me demuestran que escogí la decisión correcta pensando en el trabajo para la pareja y para mi mismo, porque además  de las fotos de ellos pude obtener alguna foto que buscaba desde hacía tiempo "Amanecer Galáctico en Los Escullos"
La foto que ilustra esta entrada corresponde a la segunda parte de la sesión, en la costa el viernes por la noche, una noche espectacular. Es una imagen que me gusta mucho y que destaco de las imágenes captadas estas noches atrás, eso que incluso se que hay mejores fotos y que esta, pero esta me transmite algo especial. Gracias Marilo.
Quiero aprovechar esta entrada para agradecer la confianza depositada en mi persona para realizar este trabajo, sin vuestra confianza ni hubiese sido lo mismo, sin vuestra simpatía no hubiese igual, sin vuestra paciencia no habría sido posible obtener tan buenos resultados. Espero que os haya gustado la experiencia y que os gusten las imágenes que os he proporcionado. Así mismo quiero aprovechar para indicar que si alguien más está interesado en una sesión nocturna o galáctica me lo haga saber para organizarla y prepararla esperando que los resultados sean tan satisfactorios como para Marilo y David.
Y no se me olvida agradecer a la persona sin la cual no hubiese sido posible hacer esta sesión con garantías de éxito, muchísimas gracias Emilio Martínez. Gracias por prestarme tu cámara, porque sin ella no hubiese sido posible obtener los resultados que he obtenido, me lo he pasado genial con tu Nikon D7000 y con tu Tokina sin olvidar tu 85mm 1.8, me ha sorprendido su nitidez. Muchísimas gracias. Eres un grandísimo amigo y compañero, como siempre me demuestras tienes un corazón enorme. De alguna manera debo pagarte por lo que has hecho. Un fortísimo abrazo amigo...




lunes, 3 de junio de 2013

Caminando hacia...


Algo he aprendido en el tiempo que llevo haciendo fotos, que la mejor foto no suele estar donde me bajo del coche, no suele estar al lado del camino; la mejor foto no es fácil de encontrar. Hay que caminar, hay que sudar, hay que moverse alrededor, subir bajar, arrastrarte, pincharte, tropezar y caer, mantener el equilibrio, mojarte, enfriarte o acalorarte, todo ello para llegar al lugar y quizás no encontrar lo que esperabas o encontrar lo que querías pero de una forma que no es la que deseabas, y la miras y remiras, y das vueltas y más vueltas y no lo ves, y te vas a dar por vencido porque no funciona como debiera porque a la primera no te entró como deseabas.
Pero ahí estás ahí lo tienes, ¿Porqué te vas a ir sin dar alguna vuelta más? ¿Porqué no le das algunas vueltas más? dale otra oportunidad, con lo que te ha costado llegar... Y te quedas y le das más vueltas, y eh!! sorpresa!! ves algo, empiezas a ver que empieza a funcionar, todo empieza a encajar, lo que creías podía ser, parece que será, y lo que no empezaba, empieza a funcionar en la mente. Se produce el milagro, y aquello que parece que no llegaba, al final llega. Y la recompensa de la espera es mayor, porque lo pasado hasta llegar ahí no lo ha puesto fácil, creíste que te volverías con las manos vacías y al final consigues lo que querías (o más o menos)
Como en la fotografía, en la vida las cosas no suelen estar cerca del camino, ni se llega fácil, ni está ya hecho, porque quizás nadie te ha mostrado su mejor cara, porque nadie ha pisado esos lugares, porque pocos antes se atrevieron a tener paciencia cuando lo vieron. Pero al final, el pasar la penuria de llegar y aguantar cosas que no encuentras sentido a aguantar tiene la recompensa y satisfacción de haber conseguido "Lo Imposible" algo que parecía no tener un provecho es de lo mejor que has encontrado. Sí. con esfuerzo y con incomodidades, pero al final consigues lo que buscabas.
Normalmente, para conseguir llegar al prado más hermoso, he de cruzar los caminos más peligrosos y espinosos, me habré pinchado en las zarzas y me habré mojado en el río, pero si el final del camino es lo que  espero habrá merecido la pena el esfuerzo, y si no es lo que buscaba, le daré más vueltas para encontrar lo mejor. Y si aún así, no es lo que quería... me quedará la experiencia del error, la sabiduría del dolor y la satisfacción del esfuerzo.

Una sesión con mi compañero Juan Manuel Estrada en la Playa del Arco, llegando tras un caminar entre piedras, bolos y lenta arena a unas rocas que al final me dieron una imagen para recordar un momento. 


viernes, 24 de mayo de 2013

Un momento, un lugar... perdido en la naturaleza



Existen imágenes que son imposibles de preparar porque son el resultado del caos más absoluto de la naturaleza. Son imágenes que por más que intentes planificarlas, solamente pueden imaginarse bajo unas condiciones que existen normalmente en tu mente. Existen imágenes que hablan de momentos vividos y que sólo se obtienen estando allí en ese momento en aquel preciso  lugar...
Un cúmulo de circunstancias y casualidades quisieron hacer que yo llegase a ese lugar en el preciso momento que las nubes dejaban entrever algo de la inmensidad. El caos de la vida hizo que mirase en ese preciso momento hacia el este y la luz iluminase mi mente de la misma forma que ilumina el paisaje.
No es la mejor foto posible del lugar, y la mejor que podría haber sacado, pero bajo las condiciones en las que me encontraba es lo mejor que hice para llevarme un impresionante momento de la naturaleza a casa. El recuerdo en imagen de un momento que jamás se volverá a ver de la misma manera, que jamás se repetirá y yo fui testigo de un momento único allí arriba, en la montaña, donde las rocas sueñan con acariciar el cielo y donde el cielo juega a dejarse querer por la roca. Allí arriba donde los árboles vibran gozoso con el variable tiempo de la primavera, en las cumbres que en unos días serán abrazadas por el implacable abrazo del Sol. En ese lugar y en ese momento del sueño de la montaña me encontraba yo inmerso, y doy gracias al caos del universo por dejarme presenciar ese momento.
No es menos cierto que antes de poder hacer esta foto pasaron muchas cosas algunas de las cuales quizás debieron ocurrir de otra forma, pero la verdad es que pasaron como pasaron y del modo en que ocurrieron, las circunstancias me llevaron a este momento, cinco minutos antes o cinco minutos después es en ocasiones la diferencia entre estar o no estar. No pretendo saber si lo de antes pasó porque tenía que ser testigo de esto, no quiero saber si esto me va a servir para obtener algo mejor de lo que tengo. Sólo se lo que sentí en ese momento, y en ese momento, por un instante soñé volar como las aves. 
Esta es una imagen de la alta montaña mediterránea, de la reina de las montañas mediterráneas, una imagen a Sierra Nevada que en este día hacía honor a su glorioso nombre para alegría de los que me acompañaban.
Una imagen que me recuerda, salvando las distancias a muchas de las imágenes que se pueden contemplar en la película El Desafío (The Edge) de la cual es la música que acompaña la imagen. Ojalá un día pueda tomar imágenes de esas verdaderas moles de piedra y nieve que son las Montañas Rocosas...

Un momento basta para perderse
Una eternidad para encontrarse
Desearía haberme perdido en muchas ocasiones
Pero me alegra me hayan encontrado


jueves, 23 de mayo de 2013

Bajo la mole


Hay lugares cuya inaccesibilidad hace que el deseo de conquistarla se sobreponga a las dificultades que existen para llegar al emplazamiento. Eso es lo que me pasa con este lugar, recientemente conquistado.
Es un lugar prácticamente inaccesible y depende mucho de las mareas y la quietud del mar, sabía que se podía hacer pero no habían coincidido las circunstancias para ello. Pero aquella tarde fui variando los planes de localización para terminar en el lugar adyacente, el lugar donde siempre me había visto detenido. Esa tarde la indecisión me llevó allí y esa tarde la indecisión me hizo decidirme a cruzar...
al otro lado vi un lugar impresionante donde todo es grande, tal y como me lo había imaginado es un lugar fantástico al que sin duda volveré ahora que se que yo soy capaz de llegar.


miércoles, 22 de mayo de 2013

Aprovechando que ando por allí...


La semana pasada recibí una llamada, la llamada de la esperanza, la llamada de la ilusión, la llamada para una entrevista de trabajo...
El lugar de la entrevista era Guadix, una bonita localidad en la provincia de Granada rodeada de espectaculares paisajes de muy diversa índole. Podemos pasar de las espectaculares vistas de Sierra Nevada a la no menos impresionantes Cárcavas del Marchal, pasando por incontables Choperas que en esta época rezuma frescor y verdor. Pero una de las posibilidades más interesantes de esta zona, se encuentra en las faldas de la Sierra Arana, donde el hombre ha adornado estas estribaciones con campos de cultivo de secano salpicados por magníficos ejemplares de encina que en algunas zonas constituyen verdaderos bosquetes típicamente mediterráneos. Esta zona está en esta época inundada por un mar verdoso un mar que se mueve sinuoso al paso del viento, un mar de espigas que aspiran a convertirse en el cereal que de vida a las gentes del lugar. Es sin duda uno de esos paisajes que aunque humanizados y domados tienen un encanto especial, tienen una capacidad de transmitir al observador algo que otros paisajes no pueden transmitir a pesar de ser totalmente naturales. Ese algo no lo puedo describir, solamente puedo decir que este paisaje me enamora...
Entre los diferentes procesos de selección que había que pasar allí en Guadix, había un intervalo de tiempo lo suficientemente grande como para permitirme escapar a este lugar a relajarme y, si las condiciones eran favorables a conseguir alguna instantánea digna de reseñar. Y así, tras una dinámica de grupo y a la espera de la entrevista personal que tendría lugar 6 horas más tarde en ese mismo día, me acerqué a ese lugar.
El día era fabuloso para estar allí, un viento moderado pero suave movía las verdes espigas formando olas que a falta de una costa donde romper, terminaban a los pies de las encinas que salpican el lugar. Un cielo que amenazaba descargar en cualquier momento respetó mi presencia otorgándome una luz extraordinaria y un cielo evocador. La combinación cielo campo me parecía sublime y las encinas aportaban el toque de atención ideal para enganchar al espectador a la imagen final. En este caso una amapola aportaba el toque de color que rompía la monotonía cromática del campo bajo aquella luz...

Verde mar de sueños
salpicado de verdes encinas
en tus olas se refugia la mente
del caminante que respira


martes, 21 de mayo de 2013

Un día especial para ella, un día especial para mi mismo...

Y llega el día en que te toca realizar un tipo de trabajo diferente al que estás acostumbrado y llega el día en que tienes que salir de la burbuja de seguridad en la que te has instalado a lo largo de los tiempos fotográficos que te contemplan. Y ese día me llegó el 4 de mayo de este mes de Mayo.
Adriana, la primera hija de Pepi y mi amigo Sergio esperaba a recibir el Bautizo y me pidieron que realizase las fotografías del evento. En un primer momento te pones a pensar si estás capacitado para realizar un trabajo así, empiezas a pensar si tu equipo es lo suficientemente versátil como habías pensado en otras ocasiones (en campo abierto mi equipo se comporta de manera más que aceptable y excelente en algunos casos) porque en un evento de estas características prima la velocidad para capturar esos momentos que se van a convertir en los recuerdos de toda la familia.

Tras pensarlo un poco me decidía a llevar a cabo el encargo, a sabiendas que mi equipo no es el mejor quizás, pero escudado en su versatilidad y en una habilidad para estos momentos que todavía no sabía que tenía. De manera que acepté y me preparé para tal evento.
Para el día señalado había limpiado a conciencia todo lo que se puede limpiar en un equipo fotográfico, nada debía fallar en ese aspecto para así poder disparar a discreción sin ponerme a pensar en lo sucio que tengo la lente o el filtro. Decidí disparar sin filtros protectores para maximizar la nitidez de mis objetivos y pensé que debería utilizar unos ISOs altos para compensar mi falta de luminosidad.
Una vez dentro de la iglesia, Sergio me comentó lo que se iba a hacer y que tendría carta blanca para moverme como quisiera por lo que me puse a ver el mejor sitio para obtener las primeras instantáneas, y creedme si os digo que por mucha libertad que te den, no la tienes e absoluto, porque me quedé paralizado al principio dando al botón disparador sin moverme del primer rincón en el que me coloqué. Quería captar tanto que me quedé bloqueado allí en el rincón, pero al final me pude soltar y me fui moviendo.

Una cosa que sí saque en claro es que hay que moverse deprisa y sobretodo anticiparse a los actos programados porque sino te pierdes el gesto la mirada. Es un trabajo que estresa porque no puedes parar, mirando por el objetivo con un ojo y mirando por el rabillo del otro ojo al resto de la iglesia por si pasa otra cosa. Corre, muévete, agáchate, súbete a algo, pufff... pero al final creo que saqué cosas interesantes que espero que a la familia le guste, entre ellas estas dos fotografías en primer plano de Adriana, la protagonista de este día y que tiene unos ojos que llaman muchísimo la atención.
Quiero agradecer a Sergio y a Pepi la confianza puesta en mi para la labor de retratar un día tan especial. Fue una experiencia más en este mundo fotográfico que tanto me apasiona y fue una forma de dar el salto a una disciplina, que aunque no es la que más me llena sí podría reportarme algún que otro beneficio (imaginad a lo que me refiero) He aprendido algunas cosas importantes para hacer fotos de este tipo de eventos que espero poder aplicar en futuros encargos.

Quiero también agradecer a Sergio que me permita subir estas dos imágenes de su preciosa niña para ilustrar esta entrada en el blog.

miércoles, 24 de abril de 2013

Spring...


Vas en el coche por una carretera sin tráfico te distraes con la compañía perdiendo la mirada en los campos que te rodean, y la ves...
La imagen primaveral, un campo florido y un almendro solitario en mitad del terreno. Da la sensación que el árbol solitario tiene a su pies un tapiz amarillo sin solución de continuidad. Tengo ante mi un tapiz primaveral. Y me paro, y me bajo del coche, y cojo la cámara de fotos, y me adentro en el campo. Observo, camino y huelo. Me agacho, me levanto, muro y vuelvo a mirar, me acerco y me alejo con tal de ver la mejor manera de plasmar tal desborde de color y de luz. Aprieto el disparador y se que mi sensor está saturado de color, pues así está el campo en esta ocasión...
Pero siempre me queda la duda de saber si he logrado plasmar la imagen de la manera que quería hacerlo. Veo la foto y cada vez me gusta más, pero es que al principio creía le faltaba algo. Todavía tengo mis dudas, pero estoy satisfecho con el resultado.
Y es que el interior está precioso en esta época del año, y es que con la luz adecuada todo se ve de otra manera...
...hay momentos y cosas que no hay que dejar pasar...


jueves, 18 de abril de 2013

El milagro de una tierra...


Subes a lo alto y la montaña se abre, dejando al descubierto y perfectamente visible el mar. Sorprendidos quedan mis ojos con lo que puedo ver. El mar azul y el blanco color, no de la espuma de un mar embravecido sino el color de una voluntad humana por subsistir y ganarse la vida en una tierra sedienta. Blanca es la capa inerte que oculta en su interior las ambiciones y voluntades de un pueblo. Oculto bajo un mar inerte respiran ambiciones y voluntades humanas. Un mar blanco que constituye el milagro de unas gentes luchando por sacar una tierra árida adelante, el milagro en una tierra sedienta que soporta una gran carga, el milagro de la vida junto al plástico...

...y a pesar de tanto milagro, no me acostumbro a ver la tierra con esta capa blanca.


Una vista espectacular de la técnica humana intentando dominar el tiempo y el espacio en el medio natural. He aquí uno de los pocos alicientes que tiene realizar el sendero de las Palomas en El Ejido.

Panorámica de 5 imágenes en formato horizontal

martes, 16 de abril de 2013

Equilibrista...


Una tarde de exploración en un sector de Cabo de Gata me permitió conocer una nueva cala sobre la que llevaba tiempo siguiendo la pista, Cala del Bergantín. Una cala que se encuentra situada en las cercanías de Rodalquilar y que deberé inspeccionar en otra ocasión más detenidamente.
En esta primera visita, en medio de un fuerte oleaje de levante una extraña aparición llamó poderosamente mi atención. Me acerqué a ver que era y encontré esta "construcción" de piedras batida por las olas sin perder esta configuración. Me quedé un rato contemplando aquello y no entendía como se podía mantener de esta manera con las olas que llegaban y batían la orilla, pero así era, aguantaba cada embate marino como si se encontrasen pegados por alguna sustancia la una a la otra.
Por Cabo de Gata es posible encontrar estructuras de piedra muy Zen levantadas por infinidad de visitantes, pero esta estructura no se parecía a ninguna de ellas. Estaba muy bien colocada y no se movía con ninguna ola, por lo que el que la había colocado ha debido pasar un buen rato estudiando como colocarla. Pero...
...¿sería posible que el mismo temporal de levante lo hubiese colocado de manera tan singular? el mar tiene la curiosa habilidad de colocar y sorprender al que lo visita con formaciones muy curiosas en las rocas que tiene la posibilidad de tocar y colocar, así que ¿no sería posible tal proeza?
El caso es que viendo aquello me vi en la obligación de retratar tal fenómeno y esta es la imagen que muestro en esta entrada. Muchas tomas realicé a este monumento, y esta es una de las mejores sino la mejor, jeje. Decir que pocos instantes después de realizar esta imagen, la piedra situada más a la izquierda desapareció, es decir, supongo fue arrastrada por una ola finalmente y volvió al lugar del que sin duda una vez no hacía mucho perteneció. Eso me hizo pensar en que era posible que el mismo mar la pusiese ahí, aunque no sé...
No se si el monolito seguirá allí en pie o habrá pasado a la historia de las construcciones efímeras, habría que  ir para comprobarlo, pero me quedo con esta imagen de aquel acontecimiento "extraño" para atestiguar que estaba así cuando llegué. Se que algunos pensarán que yo puse las piedras ahí así, pero yo aseguro que estaba así cuando encontré el lugar...

Equilibrio es lo que encontré en esta playa, equilibrio es lo que ando buscando, equilibrio que espero haber encontrado...
Malabares hace la roca para sortear las embates del mar, mientras malabares me encuentro haciendo para sortear los envites del momento...
Siempre buscando el equilibrio...
Un equilibrio que por momentos llega...
Y que por instantes parece se va...


martes, 2 de abril de 2013

I Will Keep You Safe . . .



Caminas hace frío, sopla un viento helador, hace tiempo que la luz se apagó. Caminas y tienes frío, caminas y sientes que caes pues el viento es fuerte y escasas son las fuerzas que tienes hoy, poca esperanza te queda de mantenerte en pie en estos momentos, pero...
...aparece una mano, una mano que no habías visto, una mano que no habías sentido. La mano te es tendida, la mano va unida a una persona y la persona se pone frente a ti. No tengas miedo, se valiente, ha venido para sostenerte.
El camino no es sencillo pues tropiezos hay, pero esa mano está para sujetarte: se pondrá delante cuando sople el viento, te tocará cuando tengas frío, te acariciará cuando tengas miedo, porque esa mano ha venido para mantenerte a salvo, para protegerte.
Sabe lo delicada que eres, sabe lo delicada que estás...
Batida por los vientos de la vida
A tu lado está la mano
Cógela...


                                                             ----------------------------


Esta imagen tomada en un lugar cuyo nombre ha sido olvidado en el tiempo, un lugar colgado en una colina olvidada sobre una puerta al interior de la tierra sobre un lugar donde brota un manantial. Marchalico Viñales es el nombre del lugar. Sobre frágil yeso te fueron a posar y sobre el yeso te derrumbarás. Gracias María del Mar Vargas quien a solicitud mía se prestó a ayudarme a dar forma a esta imagen.


martes, 26 de marzo de 2013

Exposición colectiva COFOAL


Esta Semana Santa estamos de enhorabuena. COFOAL (Colectivo Fotográfico Almeriense) se da a conocer al gran público con una exposición colectiva en el Aeropuerto de Almería, en la terminal de salidas. Es una exposición de gran calidad donde magníficos fotógrafos  y personas exponen algunas de sus obras al gran público. Entre estos fotógrafos me encuentro yo mismo, que expongo 3 fotografías en blanco y negro. La imagen de arriba muestra algún fragmento de las imágenes que expongo, por lo que para verlas al completo deberéis visitar la exposición, jeje.

Mañana miércoles 27 de Marzo de 2013 se inaugura a las 11 de la mañana, con presencia de algunos medios de comunicación. Tendrá una duración de 6 días cerrándose la exposición el lunes 1 de Abril.

El horario de visitas será de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas, encontrándose en todo momento un par de miembros del Colectivo para resolver cualquier duda al respecto de las imágenes expuestas.

Nada más que animaros a visitarla porque como bien dice el título de la exposición, todos somos pasajeros de la luz.

lunes, 25 de marzo de 2013

Nuevas imágenes para identificar mi obra...


Llevo ya unos días pensando que para identificarme como fotógrafo quizás debería tener una imagen que me  identificase. Llevo pensando unos días que puede que un logo me viniese bien. Pero hacerse un logo no es nada sencillo porque debe ser una imagen que cuente algo de ti y de lo que ofreces y bajo mi punto de vista debe ser lo más sencilla posible.
De manera que llevo días dando vueltas en una imagen que cuente algo de mi persona como fotógrafo. Al principio pensé en poner una imagen representativa de mis dos tierras: Menorca y Almería. Pero no me gustaba como quedaba en ningún caso, no podía unir las dos imágenes de forma armónica. Luego pensé en utilizar las iniciales de mi nombre, pero no conseguía unirlas de manera elegante. Y las vueltas seguían y seguían.
Dado que el logo era para un fotógrafo, quizás debería aparecer algún elemento relacionado con la fotografía, una cámara, un diafragma, algún término fotográfico, o algo así; pero pensé que eso ya estaría muy visto y quería hacer algo diferente, así que seguí pensando.
Llegó el momento de pedir ayuda a los amigos y me diesen ideas para incluir en el logo. Cumplieron su labor y me dieron ideas, algunas muy interesantes, pero me parecían demasiado específicas de mi persona y no realmente relacionadas con la fotografía de forma exclusiva así que las dejé de lado por un momento que sería definitivo más tarde, cuando por casualidad vi una foto mía recién montada en un marco, ya que en los próximos días voy a exponer varias imágenes junto a otros miembros del Colectivo Fotográfico Almeriense en la terminal de llegadas del Aeropuerto de Almería. Al ver la imagen me llamó la atención una parte de la misma y vi que esa parte era la que e identificaba, la búsqueda de la luz y su dualidad con la oscuridad. Me quedé observando la imagen un rato y vi que las formas se podían adaptar a una imagen logotipo y así empecé a dar forma a la imagen que se puede observar a continuación. Trabajando la imagen decidí simplificar al máximo las líneas naturales y dejar la luz y la sombra convertidos en los máximos protagonistas.
La imagen es extraña, pero aglutina en un cuadro características mías a la hora de hacer fotos. La búsqueda de la luz (algo compartido por cualquier fotógrafo del mundo) la relación de la luz con la sombra; el blanco y negro como importante modo de edición a la hora de presentar mis fotografías, ya que así lo importante es la luz y no el color. La franja blanca que en la imagen inspiradora no era más que agua transformada en una lámina estática por la larga exposición me evoca a la imagen origen, pero también me recuerda a un camino, o a un río o a una carretera, ese sendero que camino por la montaña o la costa, ese camino de formación que seguimos para adquirir los conocimientos. Aunque puede también significar ese rayo de luz que penetra por tu objetivo para excitar las células fotosensibles del sensor de tu cámara para mostrar un mundo de luz frente a la oscuridad de la cámara apagada. Ese rayo de luz inspiradora en la oscuridad de los pensamientos humanos. Total que me dice bastante, por lo menos eso creo. Vosotros diréis si os parecen acertadas las reflexiones o no. Por otro lado tiene el aliciente que la base de esta imagen es una fotografía transformada en trazos rectos para simplificar al máximo la naturaleza, otra característica mía, la de simplificar en lo posible las composiciones para ordenar un mundo caótico.
Por supuesto acepto sugerencias para posibles cambios, pero hoy por hoy estoy satisfecho con esta imagen.

La Luz es blanca
contenedora de colores
contenedora de ilusiones
Negra son las sombras
devoradoras de matices
creadoras de contrastes
Juntas crean la imagen
unidas crean el mundo

Esta segunda imagen se convertirá en mi nueva firma para las fotografías, creo que es un resultado elegante a la par que minimalista, una imagen que bien muestra mi propia contradicción a la hora de hacer fotografías, en la que puedo estar contento inicialmente con lo conseguido y momentos más tarde no gustarme nada lo que veo, por ello el darle la vuelta a la inicial de mi nombre, aunque cierto es también que el resultado de girar la G de mi nombre hace un conjunto más armonioso. De manera que las nuevas imágenes que tome a partir del día de hoy vendrán identificadas con esta firma. Cualquier imagen que no venga con esta firma quiere decir que es anterior a esta decisión de usar esta otra, como por otro lado parece lógico pensar, jeje.



jueves, 21 de marzo de 2013

Un lugar admirado, un lugar poco visitado...



Cada persona tiene lugares o preferencias sobre como son los lugares más bonitos que puede visitar. Esta imagen que muestro hoy, representa para mi uno de los lugares más hermosos que esta diversa tierra almeriense puede proporcionar, la Sierra de María.
Por encima de Cabo de Gata e incluso de Sierra Nevada podría colocar este lugar, rico en paisajes y contrastes, pero sobretodo rico en historia tanto humana como natural. La Sierra de María es un pequeño macizo calcáreo en mitad de la nada, casi una isla en mita del desierto almeriense, una alfombra verde que refresca la vista del cansado visitante de la provincia. Un lugar de contrastes de tonos y colores donde el verde del pinar se mezcla a la perfección con el verde de los campos de cultivo y a su vez con el mágico telón de fondo de la sierra blanquecina.
La comarca de Los Vélez es conocida por su historia y sobretodo por su carne y embutido, pero a mi lo que me fascina son sus paisajes, es esa sierra blanca vestida de verde, esos picos escarpados rascando el azul del cielo. Ese lugar tiene algo que me fascina y que sin embargo no puedo permitirme el lujo de visitar más a menudo, y es una pena, está tan lejos que resulta difícil acercarse con frecuencia, pero lo que tampoco puede ser es haber tenido que esperar más de 7 años a volver a este mágico lugar.
Esta es una imagen panorámica desde el Cortijo de la Yesera, sólo un pequeño rincón de este grandioso lugar, y la imagen no hace justicia al lugar, pues los filtros utilizados estaban sucios de mi última visita a Cabo de Gata y no los había limpiado, pero como suele decirse mejor llevarse una mala imagen que no llevarse ninguna. Por lo menos, sirve para mostrar un rincón de este lugar al que tengo que volver, porque hay tantas cosas para ver y caminar, así como para comer, jejeje.
Valga esta imagen como un pequeño homenaje a este espacio natural, un lugar de singular belleza al que os invito a conocer si no lo habéis visitado todavía. Un día en aquellos lugares no se olvida fácilmente, os lo aseguro.


miércoles, 20 de marzo de 2013

Simple...


Entre la firme tierra y el transcurrir del tiempo me encuentro yo intentando simplificar la complejidad de la realidad. Una línea que se pierde otra que te asienta un cielo que se escapa y la única cosa que te impide salir volando mentalmente es "La Roca" que te ata al suelo, te coloca los pies en la tierra.

No quiero enturbiar mi mente con cosas complejas, sólo busco cosas simples que me aten a la vida.

Esta es, una imagen pudiera haber sido parte de las tres que expondré próximamente en la Exposición Colectiva del: Colectivo Fotográfico Almeriense; en el Aeropuerto de Almería, pero no ha sido así, quizás en otra ocasión, quizás en una exposición más personal. Pero esta imagen si me ayudó a decidirme sobre si quería exponer imágenes en blanco y negro o en color, y en esta ocasión ganó el blanco y negro, tres buenas imágenes creo yo que mejoran la selección de la anterior exposición.

Desde aquí os invito a la exposición que tendrá lugar desde este próximo miércoles Santo 27 de Marzo a las 11 AM hasta  el lunes 1 de Abril. Una exposición donde la calidad tanto fotográfica como humana estará muy presente.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Time...



Tiempo pasado, tiempo presente, tiempo futuro, yo os invoco en mi recuerdo, porque no se si me he rendido al presente para no tener futuro o ya me rendí en el pasado y ya no tengo presente. Tierra roja casi marciana me rodea, tierra roja descarnada y desolada por el Sol y los Vientos, tierra arada por aquellas gentes que vinieron en busca de un futuro porque su presente no podía ser como su pasado. Tierra solitaria coronada por cumbres oscuras, cumbres que en el pasado fueron infierno, que en el presente son atalaya del cielo. Paisaje inhóspito paisaje indómito, paisaje seco por el paso del tiempo. Ingrato lugar al que viniste a parar y en el que me fuiste a levantar. Monumento al tesón, monumento a las ganas de vivir.

Tiempos mejores he pasado, escuchando las risas de los niños jugando, tiempos de pena y soledad me sacuden ahora pues ya nadie me hace caso. A la sombra de un prestigioso vecino me encuentro, pagando cada día con ser ignorado mi arrogancia. Yo no quise que fuese así, no elegí ser levantado en este lugar, pero todo era normal hasta que sucedieron aquellos acontecimientos en aquel lugar. Un lugar más allá de este camino que pasa a mi lado sin parar. El tiempo pasa y la gente llega, pero aquí nadie se queda, porque van a visitar el lugar que un famoso poeta como inspiración para una obra decidió utilizar.

Maldita mi suerte en este presente, amaro futuro me aguarda sin duda. Porque nadie me protege ya, porque nadie de mi estado se preocupa ya, sólo decadencia me aguarda en este camino. Han caído ya las puertas, caen ahora parte de mis techos y sin lugar a dudas mis paredes caerán a la tierra de la que salieron olvidadas en un tiempo que ya será futuro.

A la sombra del famoso Cortijo del Fraile se encuentra este otro cortijo, en el mismo camino que lleva a su conocido vecino. Nadie se para, todos siguen. Pero yo me fijé, sí, me fijé. Y este día el tiempo acompañó.  Las nubes me darían el aspecto dramático que esta imagen necesitaba en mi mente. El formato panorámico para dar sensación de amplitud, como amplia es la zona en la que se asienta. Este es un pequeño homenaje a esos cortijos que pueblan Cabo de Gata y que abandonados a su suerte se encuentran en muchos casos a punto de caer, y caer en olvido, porque ya nadie se acuerda de su historia, del tiempo que en ellos se ha vivido.
Mudo testigo del paso del tiempo
Aquí sigo erguido
Cada día pierdo fuerzas
Pero aun así mantengo la esencia
El aroma de otro tiempo
El orgullo de otras gentes
Que buscando el futuro
Se labraron un presente


martes, 12 de marzo de 2013

Lovers of the light...


Te levantas cuando hay luz, te acuestas cuando no hay luz, ves cuando hay luz, no ves nada cuando no hay luz, te alegras cuando encuentras la luz de tu vida, te deprimes cuando pierdes la luz que te ilumina, los barcos buscan la luz en la oscuridad para no caer en el abismo y las polillas se mueren por encontrar la luz.
Fotógrafo y Luz son amantes, pero Luz es ingrata, no se da cuenta que el fotógrafo va detrás de ella, bueno, realmente sí lo sabe, pero no sabe a que fotógrafo mostrarse porque hay muchos, demasiados detrás de ella. La Luz se siente especial, importante, pero se le ha subido a la cabeza, y en ocasiones se olvida de los que tras ella van.
La Luz es mi amante y me es ingrata, no me aprecia como yo la precio a ella, me levanto de madrugada para ver el amanecer y verla el primero, pero me da esquinazo con unas luces malas y es el momento en que piensas que otro está disfrutando con ella en otra parte, tienes otro amante seguro, pero yo soy perseverante y se perdonarte, porque igual que hoy no me has dado nada mañana me regalarás la luz de mi vida.
Otro día más se va, otra tarde más, La Luz se va y parece que me va a dar algo para recordar. Una luz cálida inunda el lugar, los Frailes se entre sombras más colorados que de costumbre se encuentran hoy mientras contemplan desde su privilegiada posición como las nubes pasan y se mueven a su alrededor.
Hoy la luz me ha sido favorable y parece que me ha guiñado un ojo o algo, hoy me he sentido el Rey del Mundo, pero se que esta ingrata amante otro día me la jugará, pero que puedo hacer yo que estoy loco por ella, no puedo dejar de buscarla aunque ella no me quiera. He de cazarla, he de inmortalizarla, porque se que incluso cuando ella no está, está muy presente y en medio de la oscuridad, he aprendido a encontrar La Luz.



viernes, 8 de marzo de 2013

Esencia invernal...


Llueve en Almería, sales a la calle, hace frío, pero sales. Has quedado, hoy hay ruta de senderismo y comienzas a andar al punto de encentro, esta vez vas tranquilo, vas con tiempo. Mientras sientes la luvia caer y mojar lo que llevas junto a uno mismo, piensas que allí arria, al lugar a donde nos vamos a dirigir, estará nevando, una sonrisa se dibuja en mi cara, y en mente ya estoy emocionado, pero falta ver si el resto de la gente sigue con el plan inicial.
Punto de encuentro llegan los demás, todo sigue en pie, vamos camino de la nieve voy camino de mi elemento, y como extra, me acerco a aquello que más me importa más allá de la nieve y que no va a poder estar allí conmigo.
A la altura de Fiñana, la lluvia se vuelve aguanieve y más pronto que tarde nos encontramos inmersos en una estupenda nevada. El tráfico se ralentiza, un carril queda impracticable, y el tiempo se detiene. La incertidumbre de si llegaremos a destino se mezcla con la pena de saber que no podrá venir.
Pero ir despacio y estar parados tiene la ventaja de poder contemplar el paisaje detenidamente. Un paisaje extraño, porque cuando lo miro, da lo mismo la gente preguntando que va a par, da igual la música de la radio, porque cuando lo miro escucho el silencio y se que es una tontería porque en esencia el silencio no se escucha, jeje. Esa sensación de paz y silencio a pesar de los nervios de alrededor no tiene precio y ojalá lo pudieses contemplar a mi lado.
Y finalmente llegas, y para saludarte el cielo se abre, el Sol te saluda, el blanco luminoso quema los ojos, y los cierras, no llevo gafas, menudo error. El cielo azul limpio tras la ventisca resplandece arriba mientras sirve de autopista a las nubes rotas y rezagadas del frente principal que minutos antes dejó la nevada. El silencio sigue reinando, sólo roto por las gotas de agua cayendo de la nieve que empieza a fundir con el contacto de los rayos solares. ¿Puede haber algo más bonito en invierno? un paseo en medio de la nieve recién caída, el crujir de la nieve al recibir tus pesados pasos, ¿puede haber sonido más agradable en invierno? Pues puede que sí, seguro que sí. Pero allí en ese momento no había nada mejor. Ojalá me hubieses visto disfrutar.
Cuando cae nada pasa, el mundo se detiene fuera, la vida se tiene dentro, dentro de una casa, dentro de uno mismo, se piensa y se siente más.
Cuando para, el silencio se rompe con la risa de los niños, los gritos de cuidado de los padres, el silencio se rompe con el latido de mi corazón a mil por la emoción, el silencio lo rompo con mis pasos.

Y allí viendo aquella ladera tantas veces contemplada, la vi diferente, vi su esencia. Porque quizás no era la ladera más bonita que podía haber, porque quizás no era la más fácil de manejar en aquel momento, pero es la ladera que decidí que debía ver, la más bonita que debía ver.

Nieve, esencia de invierno
Nieve, cambiando la visión de las cosas
Nieve, simplificando lo que veo
Nieve, trayendo la paz

Blanca es la esencia del invierno
Blanca es la esencia que pretendo



miércoles, 6 de marzo de 2013

Minimal...



El arte de conseguir mostrar lo máximo con lo mínimo es una disciplina que me atrae mucho, la verdad. Una línea, una figura, un contraste de color un cambio de textura en el global de la imagen puede hacer saltar la emoción o la conciencia del que observa. En ocasiones menos es más, como se suele decir y en esta ocasión que puede haber de menos que una simple línea.
El minimalismo consiste en eliminar el máximo número de elementos en la imagen para quedarse con la esencia del mundo que se observa. Buscar el minimalismo es un ejercicio mental en ocasiones difícil, pero que en ocasiones se presenta ante fotógrafo de una manera más sencilla.
En esta ocasión, la situación era propicia: una nevada intensa un atasco en la carretera, nieve recién caída en el suelo y nubes bajas en el cielo, una delgada línea separa sólida tierra del vaporoso y escurridizo aire; una línea separa lo real de lo irreal. Pues viendo la escena decidí crear una imagen monocromática prácticamente blanca donde la única nota discordante fuese una línea arbórea en el horizonte. Y creo que al final la imagen resultante es sencilla, evocadora, relajante y a la vez me da sensación de inquietud; porque no se que es lo que hay más allá, no se que es lo que hay más acá, los tonos claros me impiden ver, pero a su vez, el blanco relaja la vista.



lunes, 4 de marzo de 2013

El valor de los conseguido...



Se que esta imagen va a gustar o puede que no se así, pero a mis seguidores seguramente les guste ¿no es así? Pero a parte de si gusta o no, con esta imagen quiero ilustrar el valor de la paciencia no solamente en la fotografía sino en la vida.
Cuando bajé a la playa esa tarde en compañía de mi amiga María del Mar Vargas y observé lo que allí había, decidí que este resto depositado por las mareas y los temporales de los últimos días sería mi motivo principal esa tarde. Pues bien, con ese motivo en mente, tenía una imagen mental de lo que buscaba, una ola que hubiese llegado y superado el tronco y que en el momento de su retroceso, bastante largo en ese momento, habría de realizar la captura para conseguir captar las estelas del mar volviendo a su lugar. Bueno, una cosa es lo que tienes en mente y otra cosa bien distinta es lo que tiene en mente la madre naturaleza ya que no había manera que la ola llegase al tronco. Allí me encontraba de rodillas ante el mar como suplicando una simple ola que llegase al objetivo buscado. Sabía que las súplicas tendrían respuesta tarde o temprano por lo que había que estar despierto y preparado. Y así me encontraba yo, listo y preparado mirando como una y otra vez el mar se reía de mi persona y de mi cámara, o simplemente era que le daba verguenza mostrarse como hasta el instante de plantar el trípode y montar la cámara estaba haciendo. Menuda suerte la mía, andaba pensando cuando de pronto una ola se digno a visitarnos para terminar consiguiendo la imagen buscada, realmente no es la imagen que buscaba del todo, pero es la que conseguí y es la que me dio satisfacción conseguir esa tarde. Y tan solo hubo que esperar unos 10 minutos desde que me planté allí, tan solo hubo que hacer unas 5 fotos con proyectos de ola que se quedaban en eso, en proyectos; pero al final me fui con lo que buscaba en un 95%. Enorme María del Mar, por la paciencia de aguantar ese momento de espera, se que no le gusta el frío, pero desde aquí le dedico esta fotografía, un beso y un fuerte abrazo. Ah y quiero agradecer también que me sacara de casa cuando no tenía ni siquiera planes para salir, en ocasiones las cosas más inesperadas son las mejores que te pueden ocurrir.
Que quiero decir con todo lo anterior, pues sencillamente que en ocasiones no valoramos lo que conseguimos incluso cuando hemos tardado mucho tiempo en conseguirlo. Cada cosa que consigues es un logro para ti, cada minuto que pasas intentando conseguirlo es un minuto que no está desperdiciado. La paciencia es una virtud en ocasiones ingrata porque tienes que ver como otro@s consiguen cosas antes que tu, pero igualmente es una virtud agradecida, porque el que tiene paciencia tiene la herramienta para seguir intentando conseguir cosas.
Aunque no es la foto que quería al 100% sí es la foto que me gusta en los aspectos que valoro. Estoy satisfecho del resultado obtenido y del tiempo que he pasado intentando conseguirla. Valora lo que has conseguido, porque algunas te habrá costado mucho tiempo conseguirlas, valora las cualidades positivas que tiene y no te quedes en las negativas, de la misma manera que en esta imagen no me quedo en que el tronco se movía por efecto de la ola y sale algo fuera de foco, valoro que ese defecto le da algo más de dinamismo y aporta un plus más a la imagen.

ISO 100, f8, 1.8 s, 18mm, trípode, degradado a mano alzada y disparador con cable